Pasta de Popeye

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

¿Sabían que hacer pasta es una de esas recetas de las más gratificantes, no solo porque es realmente deliciosa, sino también porque no es tan difícil como la mayoría creería? ¡Es en serio! Solo requiere paciencia, fuerza de brazos e idealmente, una maquina para hacer pasta, pero OJO que no es completamente necesaria.

Comencé a hacer pasta en mi casa cuando 6 meses después de tener en su caja mi regalo de cumpleaños, ya me dio un poco de pena y pues había que usar la máquina. Y segundo, se vino a mi memoria el sabor de pasta fresca que hemos hecho con mi familia… Y eso fue. Ahí comenzó todo. Y ahora he estado haciendo pasta en los últimos dos meses y ahhhh ¡qué rico! Y claro, después de hacer pasta normal en todas sus formas, había que variar un poco el factor “normal” y es cuando decidí hacerla verde, pasta de espinaca como para que Popeye se chupe los dedos.

Comencé haciendo pasta con esta receta de Williams-Sonoma, luego la fui adaptando (porque hago mi pasta con mitad harina normal y la otra mitad con semolina) y luego esta de espinaca pues también la adapté a mis necesidades/capacidades. Así que aquí les va, la receta de pasta fresca de espinaca:

Porciones: 4

Tiempo de preparación: 1 hora

INGREDIENTES:

– 2/3 taza de semolina (si no consiguen, pueden sustituirla por harina)
– 2/3 taza de harina +  harina adicional
– 1/3 taza de espinaca cocida (y sin exceso de agua)
– 2 huevos

*NOTA: A pesar que una máquina de pasta es 100% recomendable, la pasta se puede hacer con un buen rodillo para llegarla a aplanar lo más posible. Y para cortarla pues un cuchillo basta, se enrolla la masa y se cortan las tiritas del grosor deseado.

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

Primero poner a cocer la espinaca lavada, con un poquititititito de agua, taparla y dejar que el vapor la cosa. Cuando esté lista, sacarla, pasarle agua para limpiar del agua amarga que queda al cocerla y exprimirla. Les quedará una chibolita como de 1/3 de taza aproximadamente.

Picar finamente la espinaca y batirla junto con los 2 huevos.

Mezclar las harinas y combinar bien, y en una superficie plana poner la harina y hacer un hoyo al medio, como una especie de volcan, solo que al revés, porque ustedes le agregarán la lava verde (la espinaca y huevos obviamente) hasta que quede así:

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

Luego poco a poco mezclar el centro e ir incorporando la harina de los lados. No importa si se les sale la mezcla, solo traten de mantener todo en su misma área de trabajo y listo. Se formará finalmente una bola de masa con la cual tendrán que calcular: Si está muy húmeda, ir agregando más harina hasta que quede una consistencia manejable pero no seca. Por el contrario, si la masa está muy seca, agregar un poquitito de agua.

No se preocupen si al principio se ve un poco desastroso.

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

Ahora la parte divertida: Una vez tienen su masa lista ¡a amasar! Lo ideal es presionar la bola de masa con la parte inferior de la palma de la mano, presionando con la fuerza desde los brazos, empujándola hacia enfrente y luego regresandola a su lugar original, siempre manteniendo la bolita. Hacer esto durante 10 a 15 minutos, hasta que la masa quede suave, como la textura de un chicle (¡sin masticar por favor!).

pasta-espinaca-03

Luego tapar la masa y dejarla reposar por media hora.

Para mientras, preparen su máquina de hacer pasta (o saquen el rodillo). Separar la masa en 2 partes y comenzar a pasarla por los rodos en el setting más grueso y reducirlo gradualmente, hasta que la masa quede laaaarga larga y delgada pero manejable. Luego pasarla por el corte que prefieran (fetuccini, spaghetti, etc.) o si la están haciendo a mano, doblar/enrollar a lo horizontal y cortar con un cuchillo del grosor deseado.

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

Por último, dejar secar la pasta, idealmente cada tira por separado, ya que por la espinaca y su humedad costará un poco más que se seque. Luego de seca, la pueden congelar (y seguro no les dura ni un mes ahí, porque antes se la van a querer comer) o cocinarla de una vez.

OJO que para la cocción es igual en agua hirviendo con sal, pero el tiempo de cocción es menor, aproximadamente son 2 ó 3 minutos, así que tienen que estarla vigilando para que esté perfectamente cocida.

¡Disfruten!

pasta, espinaca, fresca, huevos, semolina, harina, hecho en casa

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+
Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>