Perdiendo el miedo a hornear: Scones de mora

scones 01

El horno a veces puede ser una de las máquinas más intimidantes en la cocina. Ahí está: grandote, serio, con altas temperaturas y con su boca enorme esperando a ser alimentado. Además de todo esto, el horno tiene cierto nivel de sarcasmo que no aprecio para nada… “Aaah, ¿vas a hacer pastel? Pues yo tengo ganas de que no hagas pastel, por eso lo voy a quemar, voy a hacer que no crezca bien y que se desborde del molde, MUA JA JA JA” (sí, hasta risa malévola tiene). 

El punto es, que tengo serios problemas con hornear, lo confieso, me da pánico. Pero con el tiempo le he ido perdiendo poco a poco el miedo, todo gracias a los pies de fruta: así como este pie de manzana o este otro pie de mango; y no salieron tan mal, así que supongo que eso me dio cierta confianza y actitud de “¡toma eso, horno!”. Así que una vez más decidí aventurarme, esta vez con scones.

scones 04

¿Qué son los scones? Para ser honesta, no encontré la traducción adecuada al español, pero para ponérselas fácil, son una especie de panes (muuuy fáciles de hacer), y pueden ser dulces o salados, y se le pueden agregar diferentes ingredientes, además, son típicos del Reino Unido (Escocia, supuestamente). La idea de hacerlos, surgió gracias a una plática con mis nuevas amigas de Foodies’ Kitchen (manténganse en sintonía para más sorpresas, misma hora, mismo canal). En este caso, probé hacerlos de mora, y no salieron naaaada mal. Además, que una vez más, logré vencer al horno 🙂

Para 8 scones

INGREDIENTES:

– 4 cucharadas de crema

– 1/3 de taza de mantequilla (vean la diferencia con la margarina aquí)

– 2 tazas de harina

– 4 cucharadas de azúcar +  extra para espolvorear

– 1 cucharada de polvo de hornear

– 1 pizca de sal

– 1 huevo batido

– 1/2 taza de moras

scones 05

Para empezar, poner a calentar el horno a 400° y en un molde para galletas (o cualquier otro en su defecto), colocar papel mantequilla.

Es importante que sea mantequilla y no margarina (lean la diferencia aquí) ya que el sabor influye mucho para esta receta. Esta debe estar cortada en trozos pequeños, aproximadamente de 1/2 pulgada y debe estar fría.

scones 06

En un bowl, mezclar los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la pizca de sal. Luego, agregar la mantequilla fría e incorporar bien todo. Les quedará una mezcla seca, pero con trocitos casi enteros de mantequilla. Este es el punto, así que ¡sin miedo metan la mano! Lo que sí es importante cuidar, es no amasarlo tanto para no llegar al punto de deshacer toda la mantequilla.

El siguiente paso, es agregar las moras (mejor si están un poco machacadas) e incorporar bien a la masa. Por último, agregar la crema y el huevo (dejar un poquitititito para barnizar más adelante). La masa quedará con una consistencia como chicle.

scones 07

En una superficie plana y espolvoreada con harina, extender la masa (puede ser con las manos o un rodillo) y formar un círculo como de 1/2 pulgada de grosor. Partirla en 8 triángulos y pasar cada uno de estos al molde. Por último, barnizar estos con un poco de huevo y espolvorear un poco de azúcar. Hornear durante 25 minutos aproximadamente.

scones 02

Y así señores y señoras, se hacen unos deliciosos panitos para desayunar. O refaccionar. ¿O cenar? Recomendado: comer con una buena taza de café o té y un poco de jalea, (¡que sea a las 5pm. y con una taza de Earl Grey para darle el feeling inglés!)

scones 03

Receta adaptada de estas dos recetas de Food Network y Smitten Kitchen.

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+
Email this to someone

2 comments on “Perdiendo el miedo a hornear: Scones de mora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>