Pão de Queijo porque OLIMPIADAS

pao de queijo

No se ni cuándo será que lean esta receta, pero quiero contarles el trasfondo que hay en ella… Hoy es domingo 21 de agosto, sigo en mis pijamas y después de terminar de ver maratonistas competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, me dieron ganas de honrar tan espectacular jornada, dos semanas llenas de inspiración a movernos y ejercitarnos y esforzarnos y hacer lo mejor por mejorar cada vez. Y también para poder comer cosas ricas como estas.

El Pao de Queijo o Pan de Queso lo vi hace algún tiempo en esta receta de The Kitchen y me pareció que se venían muy MUY buenos. Así que después que mi mamá me hiciera favor de conseguir harina de tapioca (y después de tenerla guardada por un par de meses) finalmente me animé a preparados.

Algunas notas importantes:

1. La harina de tapioca que yo use no tengo ni idea de cuál es, confío en mi querida madre. Pero se que se puede conseguir de la marca Bob’s Red Mill, en cualquier tienda o supermercado de cosas “orgánicas” y especializadas.

2. No utilicé queso parmesano porque simplemente, no tenía. En lugar use un pedazo de queso Muenster que estaba abandonado (pero todavía bueno) en mi refri.

3. Estas bellezas ¡son libres de gluten! Esto para estrenar la nueva categoría en el blog.

4. Mi masa la sentí un poco muy “aguada” así que la meta al refrigerador por unos minutos para que estuviera un poco más firme para facilitar el momento de ponerlos en el molde antes de hornear.

 

Tiempo de preparación: 1 hora.

Dificultad: como siempre, fácil.

Porciones: 15 panes pequeños

 

INGREDIENTES:

– 1 taza de leche entera

– 1/2 taza de aceite vegetal

– 2 tazas de harina de tapioca

– 1 cucharadita de sal

– 2 huevos

– 1 taza de queso (parmesano originalmente, yo usé muester)

 

Poner a hervir a fuego lento, en una olla suficientemente grande, la leche, la sal y el aceite. Batir un poco hasta que comience a hervir. Retirar del fuego.

Calentar el horno a 220 C.

Agregar la harina de tapioca y mezclar hasta que no haya harina seca. La consistencia debe parecer como de un chicle. Si está muy líquida, agregar un poco más de harina.

En una batidora (o a mano) batir la masa hasta que se enfríe un poco.

Batir por aparte los huevos y agregarlos en dos partes a la masa. La primera parte debe estar bien incorporada a la masa antes de agregar la segunda.

Por último agregar el queso y batir hasta que se incorpore bien. La masa queda como masa de pastel pero un poco más espesa. Si sienten que está muy aguada, meter a la refrió unos minutos.

En moldes para galletas con papel mantequilla, agregar cucharadas de la masa con una separación de 1.5 pulgadas.

Bajar la temperatura del horno a 170 C y hornear durante 20 – 25 minutos. Los panes se habrán inflado y secado un poco.

Obrigado pela leitura!

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+
Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>